Home / Estilo de vida  / Consejos  / Nutrición  / El alimento de la semana: Lechuga

El alimento de la semana: Lechuga

Es uno de los vegetales más bajos en calorías, más consumido en ensaladas y es el ¡alimento de esta semana!

Con mucha seguridad podrías estar pensando que es obvio que la lechuga es saludable pero la idea de este artículo es contarte acerca de beneficios que no son muy conocidos y que tal vez cambien tu forma de apreciar o consumir esta hortaliza.

 

Beneficios más conocidos:

  • Aporta fibra que permite que tengas una sensación de saciedad mayor a la hora de comer y te ayuda a tener un buen tránsito intestinal y por ende, una adecuada digestión.

 

  • Te ayuda a controlar el apetito al aumentar la saciedad y aporta pocas calorías por porción, siendo un alimento muy recomendado para bajar de peso o adelgazar.

 

  • Contiene una sustancia llamada lactarium, que posee propiedades calmantes y relajantes, por lo que si padeces de insomnio podes incluirla en tus comidas de la noche, ya sea cruda en ensalada, cocinada o hasta tomarte una infusión de sus hojas cerca de la hora de dormir.

 

 

 

Beneficios poco conocidos:

Tiene un poder analgésico que te ayuda a calmar las molestias de dolores menstruales o si sufriste de un golpe o caída.

 

  • Es rica en ácido fólico por lo que si planeas quedar embarazada, o si ya lo estás, o te encuentras en periodo de lactancia, incluye esta popular hortaliza en tus comidas.

 

  • Contienen flavonoides los cuales favorece la circulación sanguínea y previenen la formación de coágulos, esto te ayuda a regular el colesterol en sangre y a proteger tu corazón.

 

  • Es de bajo índice glicémico, lo que quiere decir que no eleva mucho el azúcar en sangre después de consumirla, así que es una excelente opción si padeces de diabetes o intolerancia a los carbohidratos.

 

Recomendaciones:

 

  • Procura consumirla cruda: los vegetales como la lechuga cruda son fuente de enzimas activas que sólo te proporcionan micronutrientes que se aprovechan sin someter el alimento al calor.

 

  • Las hojas del exterior de la lechuga (las más oscuras) contienen 50 veces más betacaroteno que las hojas pálidas del interior, y este antioxidante reduce el riesgo de padecer de cáncer, cataratas y del corazón.

 

  • Para conservarla: es mejor que la refrigeres sin lavar ni cortar, en una bolsa preferiblemente oscura y bien cerrada, esto la conservará por más tiempo. Casi todas las variedades de lechuga aguantan más de una semana en buen estado si la almacenas de la forma recomendada.

 

  • A la hora de consumirla: Lo ideal es que primero laves cada hoja con agua fría y las coloques en un recipiente con agua y vinagre o agua y sal para matar eliminar bacterias, durante unos minutos, luego deberías enjuagarlas nuevamente y escurrirlas con mucho cuidado ya que si sus hojas son delicadas y si se presionan con mucha fuerza se suavizan  oscurecen dando una apariencia poco apetitosa.

 

  • Si queres partirla es preferible que lo hagas con un cuchillo de plástico o con los dedos, siempre cuidando la hoja para no maltratarla mucho, si lo haces con un cuchillo normal la hoja puede adquirir un sabor amargo.

sofia@healthyhappiness.fit

<p>Sofy es licenciada en Nutrición, graduada desde el año 2010, debidamente inscrita en el Colegio de Profesionales en Nutrición con el código 658-10. Es una entrenadora nutricional porque ella se encarga de enseñarle a las personas a comer saludablemente y a crear buenos hábitos. La Dra. Sofía Ochoa te puede atender en su consultorio o va hasta tu casa u oficina, también te puede ayudar revisando tu alacena y aconsejando cosas que podés retirar y otras que deberías agregar en ella,</p>

Revisión general
SIN COMENTARIOS

ESCRIBE UN COMENTARIO